madrid ong

Karit y los Carmelitas responden al Efecto Trump

Por la hermana Jane Remson y fray Eduardo Agosta Scarel, O. Carm.

Karit, Solidarios por la Paz, se une a las siguientes palabras de la hermana Jane y el hermano Eduardo, religiosos carmelitas y representantes de Carmelite NGO, para manifestar el inconformismo que nos produce la salida unilateral de Estados Unidos del acuerdo de París. Esta decisión, a nuestro entender, es irrespetuosa con el resto de los seres vivientes y con el medio ambiente. Esta actitud es totalmente inconsciente de que el impacto de la actividad humana en el medio ambiente se acentúa en los pueblos más pobres. No obstante, desde nuestro carisma seguiremos luchado para promover el cuidado de la casa común a través de la educación para el desarrollo y la incidencia política.

Ciudad del Vaticano, 18 de junio de 2015: Líderes de todas las religiones principales estuvieron codo a codo junto al Papa Francisco al anunciar su encíclica, Laudato Si', Sobre el cuidado de nuestro casa común. La mayoría de los principales científicos del mundo coinciden unánimemente en que el clima de la tierra está cambiando en gran parte debido a la actividad humana. Presidentes, Primeros Ministros, Cancilleres y líderes de 195 países acordaron y reconocieron su compromiso, firmando el Acuerdo de París. Un líder mundial está solo en su ignorancia respecto al cambio climático, Donald Trump, el 45to Presidente de los Estados Unidos.

La decisión de Trump de retirar a los Estados Unidos del Acuerdo de París se basa en una perspectiva unilateral, o en la desinformación. Las estadísticas que señaló están lejos de ser realidad. El cambio climático de origen antropogénico es un hecho ineludible, confirmado por los científicos del clima de las Ciencias de la Tierra. Los riesgos asociados al cambio climático varían notablemente con el nivel de calentamiento medio global. Cuanto más cálido sea el planeta en su conjunto, más dramáticos serán los cambios.

¿Qué dice el Sr. Trump sobre el cambio climático? "El cambio climático es un engaño promovido por los chinos". El Sr. Trump afirma que está defendiendo al pueblo estadounidense. ¿Es consciente de que el 71% del pueblo estadounidense quiere proteger el clima? Tal vez el Sr. Trump está confundiendo a sus seguidores (aproximadamente el 38%). El Sr. Trump sitúa la pérdida de empleo estadounidense como una razón para no apoyar el Acuerdo de París. Según un informe de Doyle Rice en el diario TODAY de EE.UU., del 4 de junio de 2017: "Las empresas que buscan invertir en energía limpia, como la solar y el viento, simplemente irán a Europa o China, quitando empleos de Estados Unidos. Los perdedores claros serán las familias, los trabajadores y las empresas estadounidenses".Karit y los Carmelitas responden al Efecto Trump

El Sr. Trump dice constantemente que ama a los Estados Unidos, su gente y que él está trabajando incansablemente para hacer a América grande otra vez. Desafortunadamente sus esfuerzos están creando lo opuesto de hacer América grande. Con su retirada del Acuerdo de París junto con su comportamiento hacia nuestros aliados, sus amenazas a los acuerdos comerciales internacionales, está disminuyendo el liderazgo de Estados Unidos en una economía global. Tal vez el Sr. Trump debería pensar en cuánto necesitan los Estados Unidos el apoyo y la asociación de nuestros aliados más de lo que nuestros aliados necesitan las ideas del Sr. Trump para hacer a América grande de nuevo.

La retirada de los Estados Unidos significa verdaderamente una pérdida de liderazgo. No habrá renegociación del Acuerdo de París, global en su unanimidad, para dar paso a los pequeños intereses de un pequeño grupo de individuos de los Estados Unidos. Claramente, Trump no ha representado los intereses del pueblo estadounidense, sino el de un sector de la industria petrolera. El Acuerdo de París significa efectivamente que todos los países se unieron para cambiar el mix energético: no más petróleo, carbón y gas natural para movilizar nuestras sociedades. La necesidad urgente de detener las crecientes emisiones de dióxido de carbono no da lugar a otras décadas de parsimonia.

Los ciudadanos de los Estados Unidos no están dispuestos a rendir su gobierno y todo lo que representa debido a las malas decisiones de algunos de sus líderes electos. La gente exige ser parte de la conversación. Un ejemplo es el liderazgo del gobernador Jerry Brown de California. El Gobernador Brown está tomando un papel de liderazgo en los esfuerzos continuos de California por el clima. Brown dijo que seguirá trabajando con los socios de California; Canadá, China y México junto con 180 alcaldes de otras ciudades estadounidenses que quieren continuar cooperando con los 195 signatarios del Acuerdo de París. Los líderes auténticos de los Estados Unidos no se detendrán y no podrán ser detenidos en trabajar para hacer de nuestra Tierra un gran lugar para vivir.

El clima está cambiando, y en los próximos años va a empeorar, y pronto la gente comenzará a notarlo y exigirá acción. Las empresas mundiales se dan cuenta de esto, y sus accionistas exigen que esas empresas tengan un plan para favorecer las tecnologías bajas en carbono para cuando las condiciones económicas cambien. El pueblo estadounidense por sí solo no puede detener el gradual cambio global a la demanda de tecnología con bajas emisiones de carbono, pero podría liderar el desarrollo y podría establecer los términos para la mitigación si sigue siendo parte de la conversación. Sin embargo, el presidente Trump está haciendo todo lo posible para destruir el proceso.

La situación actual del clima global es muy diferente de la de los años noventa, durante el protocolo de Kyoto. En ese momento, los Estados Unidos pudo permitirse poner el tratado en el cajón, esperando a ver qué sucedería. Hoy en día, las decisiones políticas y económicas de la mayoría de los países son tan unánimes para apoyar las iniciativas libres de carbono en la tecnología, la energía y las infraestructuras de transporte, como unánimes son los hechos científicos que explican el calentamiento global causado por el hombre. La prosperidad no prosperará en un clima más cálido. Las naciones y la gente en todo el mundo exigirán que los trabajos estén vinculados a energía “limpia” y no a industrias “sucias”.

Nuestra esperanza es que los demás países no utilicen la inacción de los Estados Unidos como excusa para relajar sus propios esfuerzos, lo que significaría que el mundo ciertamente superaría el techo de temperatura de 2ºC de París. El éxito de París está ligado al hecho de que la primera ronda de compromisos no requiere que las naciones hagan mucho, pero cuando todas las partes observan que los otros grandes actores están haciendo su parte, la ambición se vea aumentada. Ahí radica el peligro de la salida americana, porque el mayor emisor histórico del mundo ha dejado el acuerdo, la seguridad mutua de que “todas las partes están actuando” ha desaparecido.

Por último, al retirarse del Acuerdo de París, el Presidente Trump está mostrando falta de respeto a Dios porque no respeta todo lo que Dios ha creado, especialmente la humanidad inteligente. No preocuparse por la tierra y todos los que viven en ella es una señal de falta de respeto hacia su Creador.

 

 

 

 

La hermana Jane Remson, O. Carm. es la representante principal de la ONG Carmelita ante las Naciones Unidas, y es miembro de la Comisión Internacional de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de la Orden del Carmen.

Fray Eduardo Agosta Scarel, O. Carm. es Profesor de Dinámica de la Atmósfera en la Universidad Nacional de La Plata y el Climatólogo en la Pontificia Universidad Católica Argentina, y es miembro de la Comisión Internacional de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de la Orden del Carmen

 

Contacto:

Fray Eduardo Agosta Scarel, O. Carm.

Representante de la ONG Carmelita ante la Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas

Correo-e: Eduardo.agostagmail.com

Tweeter: @EduardoAgosta

Karit, Solidarios por la Paz

  Calle Ayala 33
Madrid, 28001, (Madrid)

  630 763 248

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES